Quienes Somos

FamiliaMartinezDiaz

Jorge Luis Martinez & Catalina Diaz e Hijos De izquierda a derecha: Joshua, Krístal y Abby

Somos una pareja casada de hijos de Dios, Jorge Luis Martinez y Catalina Diaz, que por su gracia hemos tenido la oportunidad desde el 2009 de conformar una hermosa familia, tenemos tres hermosos pequeños, Krístal de 5 años, Joshua de 3 años y Abby que aún no cumple el año.

Hemos y continuamos trabajando en el ministerio de jóvenes de nuestra congregación, Iglesia Cristiana Amor y Restauración y desde el año 2011 inspirados por El Padre nació El Plan de las Edades, como una herramienta para plasmar su propósito eterno, para dar a conocer su sueño a todas las generaciones que invocan su nombre, y esta página hace parte de ese propósito: dar a conocer el sueño de Dios.

Es nuestra oración que por medio de los recursos de esta página puedas conocer más del amor del Padre para contigo y de su gracia inmensurable, que sea el Padre utilizando estos recursos, que de gracia recibimos y de gracia damos, para llevarte a crecer cada día más en el conocimiento de Él, hasta que Cristo sea formado en ti.

¿Que es El Plan de las Edades?

Hay un proverbio que dice “Así como el hombre piensa en su corazón, tal es él”, estamos convencidos que la razón por la cual tanto jóvenes como adultos fluctúan en su caminar con Dios, es porque no tienen una correcta perspectiva de la vida desde el punto de vista de Dios, y caminan en base a opiniones y supuestos, y no en base a lo que Dios mismo ha revelado, lo que lleva a conceptos erróneos y por lo tanto a una identidad errónea que no parte de lo que Dios ha dicho que yo soy.

Creemos firmemente que Dios debe tener el lugar de preeminencia en todas las cosas, y que esta generación, como todas las demás, tiene la necesidad, casi que el deber de cambiar su manera de pensar, y pasar de una visión del mundo centrada en el hombre, a una visión del mundo centrada en Dios y para Dios comprendiendo que El caminar con Dios no se trata de hacerlo participe de nuestra historia, se trata de que Dios nos hace participes de SU historia, porque todo parte de El y es para El.

Es así como nace El Plan de las Edades, el cual es un viaje épico de SIETE CICLOS que buscan explorar la historia de Dios con la humanidad desde Génesis hasta Apocalipsis, llegando a nuestros días, para descubrir la razón por la cual Dios formo todo lo que existe y de esta manera tener una clara visión de lo que somos, para que podamos caminar a la altura de nuestro llamado, de lo que somos, y no en base a opiniones y supuestos.

Nuestro más grande anhelo para con nuestros jóvenes, y con todos lo que puedan tener el privilegio de acceder a este material es que tanto en ellos como en nosotros se cumpla en anhelo de Pablo por los Gálatas:

“Hijos míos, por quienes de nuevo sufro dolores de parto hasta que Cristo sea formado en vosotros” Gálatas 4:19
A Jesucristo sea la gloria, el honor y la alabanza, por los siglos de los siglos.

¿A quién buscamos dar a conocer?

A mí, que soy menos que el más pequeño de todos los santos, me fue dada esta gracia de proclamar a los gentiles el evangelio de la inescrutable riqueza del Mesías, y de sacar a luz cuál es la dispensación del misterio escondido desde los siglos en Dios, que creó todas las cosas; para que la multiforme sabiduría de Dios sea dada ahora a conocer por medio de la iglesia a los principados y potestades en los cielos, conforme al plan de las edades, que hizo en Jesús el Mesías, Señor nuestro, 12 en el cual tenemos seguridad y derecho de entrada con confianza por la fe en Él. Efesios 3:8 – 12

La pregunta correcta, la única que vale la pena ser respondida no es quienes somos nosotros, la pregunta que realmente vale la pena responder, aquella que con pasión responderemos, es la siguiente: Quien es El? Y la respuesta, la poderosa, hermosa, majestuosa respuesta es la que sigue, cada vez que la decimos nuestra piel se eriza y nuestros ojos brillan mientras en nuestros labios se forma una sonrisa, anhelamos que en ti también produzca un efecto mientras lees la respuesta:

¿Quién es El?

Él es la imagen del Dios invisible, el primogénito de toda creación.

Porque en él fueron creadas todas las cosas, las que hay en los cielos y las que hay en la tierra, visibles e invisibles; sean tronos, sean dominios, sean principados, sean potestades; todo fue creado por medio de él y para él.

Y él es antes de todas las cosas, y todas las cosas en él subsisten; y él es la cabeza del cuerpo que es la ekklesia, él que es el principio, el primogénito de entre los muertos, para que en todo tenga la preeminencia; por cuanto agradó al Padre que en él habitase toda plenitud, y por medio de él reconciliar consigo todas las cosas, así las que están en la tierra como las que están en los cielos, haciendo la paz mediante la sangre de su cruz.

Y a ustedes también, que eran en otro tiempo extraños y enemigos en su mente, haciendo malas obras, ahora los ha reconciliado en su cuerpo de carne, por medio de la muerte, para presentarlos santos y sin mancha e irreprensibles delante de él; si en verdad permanecen fundados y firmes en la fe, y sin moverse de la esperanza del evangelio que han oído, el cual se predica en toda la creación que está debajo del cielo.

Si esta respuesta no produce nada en ti, ni un poco de curiosidad entonces no te preocupes, esto solo muestra que este sitio web, sinceramente, no es para ti. Este sitio web está dedicado a conocer más de Él, a traerlo a Él al frente, a hacer de Él el centro, a quitar aquello que no sea Jesucristo de nuestras vidas, de la ekklesia (iglesia), nada más nos importa, nada más nos llama la atención.

Si tu no crees en Él este sitio web no tendrá mucho sentido para ti. Pero si tú crees en El, y tienes una sed por conocer más de Él, no métodos, ni estrategias, sino conocerlo a Él, entonces el contenido de este sitio web puede que tenga resonancia con el clamor que sale de tu interior; nuestro único interés es ponerlo a Él en el lugar que debe estar: en el centro de nuestras vidas y quitar todo lo que sea menos que El, por muy bueno que pueda ser, si es menos que El, simplemente no nos interesa.

Nos interesa El, y Su propósito, el ser partícipes de aquel propósito eterno que involucra a Su ekklesia como aquello que ante los ojos de Dios es, una hermosa novia ataviada, lista, apartada, para su marido, un bello, hermoso y edificado templo para su Dios con piedras vivas que han aprendido a ser formadas juntas como una casa para Dios en el espíritu, una hermosa y funcional familia para el Padre y un cuerpo que exprese a plenitud la gloria de aquel que es su cabeza, Jesucristo.

Por eso, al final del día, lo único que podemos decir, las únicas palabras que salen de nuestro interior son: ¡Vivimos para Ti!

Jorge y Cata