¿Por qué le seguimos dando a Dios lo que Él no ha pedido?

¿Es la historia de la Cruz una transacción judicial que unicamente busca cumplir un requisito legal? o ¿es una historia de un amor apasionado y sin medida que no descansará hasta libertar a aquellos a quienes se ama?